Proyecto en beta de apoyo a la investigación y a la producción P2P

Pongamos que creamos una organización-estructura (llámesele cooperativa, por ejemplo) que se dedica a apoyar procesos de investigación, creación y producción en distintos ámbitos y a compartirlos a través de los medios disponibles. Procesos que están abiertos a las necesidades y deseos de los aprendices y que cuentan también con la propuesta de distintas líneas-semillero de trabajo. Tanto si son procesos propuestos por la cooperativa como si son propuestos por los aprendices, la cooperativa ingresa de los aprendices una matrícula o cuota periódica con la que se les prepara a cambio talleres, seminarios, materiales y se les ofrece una infraestructura formal para intercambiar, conversar, aprender entre ellos mismos ya sea a través de encuentros físicos y virtuales como a través de otros canales de comunicación (blog colectivo, foro). Si esos procesos conllevan el manejo físico de infraestructuras y materiales, habrá que incluirlo en los costes a sufragar.

Para analizar los tipos de relaciones que la cooperativa establecería con el mundo e integrar también la económica, podríamos hacer el siguiente listado, que quizás se convierta en pirámide:

  1. Estamos atentos a todo lo que ocurre en el mundo (al menos a lo que podemos dentro de las horas que disponemos). Creemos en el conocimiento como procomún y, por tanto, compartimos lo que aprendemos y leemos, hablamos, conversamos.
  2. De toda la gente que conocemos o nos pueden/podemos conocer hay quienes comparten intereses. Tanto es así que el intercambio de puntos de vista y conocimiento con ellas es más intenso. Nos afectan y les afectamos más. Queremos ser más “auto-dependientes”.
  3. Con algunas de esas personas surge el acuerdo de iniciar procesos concretos de aprendizaje, de juego, y, siendo el caso de adultos, de crear y producir, que necesitan de un contacto más intenso con las personas que pueden ayudar en el camino. Estas personas podrían estar en Sevilla o en otro lugar del planeta. A cambio de una matrícula/cuota nuestra propuesta sería:
    • Encender y mantener la chispa de la conversación y el aprendizaje mutuo, independientemente de la residencia. Tender puentes.
    • Colaborar con los aprendices en la selección o seleccionar temas y expertos correspondientes
    • Asesorar pedagógicamente a los expertos en la preparación de sus intervenciones y en la elaboración de materiales
    • Traducir textos
    • Documentar tanto el proceso como los productos resultantes y ayudar a los aprendices a hacerlo
    • Ofrecer a los residentes un local/locales donde experto y aprendices se reúnan, y los medios para transmitirlo a los no residentes. Si los no residentes de localidades en concreto fueran en número igual o superior al mínimo que exigimos también en Sevilla, se podría plantear replicar las reuniones en esas localidades.

Dudas:

¿Diferencio precios en función de la residencia y, por tanto, la asistencia física? ¿Poner más barato el precio de la no asistencia es ponerle precio al contacto personal e incluso al tercer tiempo potencial de cualquier sesión? Por otro lado, se podría argumentar que retransmitir las sesiones y habilitar canales de comunicación para las mismas aumentan el coste y se podría hacer recaer sobre el precio que pagan.

¿Todos los aprendices/usuarios pueden/deben ser socios de la cooperativa? ¿Habría que distinguir con algún criterio, distinguiendo grados de compromiso? Podríamos a lo mejor distinguir entre los que se inscriben an alguna de nuestras propuestas, aprendices a secas, y los que proponen su propia línea de investigación dentro de los ámbitos que nos interesan, socios aprendices. ¿Podríamos plantearnos las mismas preguntas para los tutores y expertos?

¿Las cuotas/matrícula serían las aportaciones como socios o habría diferencias?

Y hagamos unos números:

Si durante 6 meses la organización ofreciera un proyecto de investigación y te facilitara entre otras cosas 180 horas de talleres, etc, ¿estarías dispuesta a pagar una matrícula de 900 euros? ¿Son pocas/suficientes/demasiadas horas? ¿es barato/correcto/caro?

Te pongo un ejemplo más conciso para facilitar las respuestas: una línea que me interesa muchísimo es la producción industrial-artesanal P2P. Si eres un recién llegado a esto, te ofrecemos una taller de iniciación, al mes siguiente uno de diseño industrial, posteriormente seminarios y/o cursos que profundicen en las relaciones e interdependencias de este modo de fabricación a nivel ambiental, político, social, filosófico, …. y si pasas a fase de producción unos cursos sobre metodologías, cuestiones legales, etc. ¿Qué me dices ahora?

Pues ya te aviso que a mí no me salen las cuentas: o subo mucho el precio y se apuntan quienes tienen bastante dinero o necesito a una legión, lo cual no es compatible con una calidad decente. Si lo hiciera exclusivamente online, sería más fácil y más económico, pero ¿dónde se quedaría lo de “aprender haciendo” y “con otros”?

Y si apoyamos durante seis meses tu propio proyecto de investigación esforzándonos en traer a las personas que te interesan para enriquecer tu aprendizaje (supongamos que también suman 180 horas), ¿estarías dispuesto a pagar 1.800 euros? (tampoco salen las cuentas)

Muchas preguntas. Otra más: ¿hay algún pedagogo en la sala?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>