Aproximación

(Aunque solo sea por la coincidencia del título y para quien le guste como a mí, léase el siguiente texto con la canción de Pereza)

Cuando hablé de mi fantasía hace unas semanas, hice un primer listado de cosas que se podrían hacer en una nave en las afueras de Sevilla. Pero también comenté a continuación las dudas que me surgían de la cuestión “espacio” a distintos niveles así que, siendo coherente con lo que ya decía al principio de esa fantasía y aun reconociendo la importancia de los espacios, me voy a concentrar en la gente y en lo que puedo facilitarles hacer de manera que ahora hablaríamos de barrios, en plural, y de naves/talleres/salas ajenas.

Retomando esas líneas de trabajo y seleccionando algunas (que el que mucho abarca poco aprieta), podría proponer un programa de investigación/aprendizaje/acción para cada uno: organizar con colaboradores talleres por los barrios que sirvieran como punto de partida para proyectos concretos de investigación. Mi función sería escuchar las motivaciones y necesidades de las personas interesadas y ayudarles a darle continuidad a sus proyectos además de ofrecerles talleres, seminarios, cursos… específicos que alimenten sus capacidades y visiones. Por ejemplo:

  • la gente que quiera cacharrear lo haga, aprenda, replique, aplique conocimientos: aquí podríamos organizar con gente como ehcofab talleres por los barrios  en impresión 3D; podríamos montar para los niños (y quizás también para adultos) cosas como Hackasaurus, o Robocicla;
  • la gente que quiera aprender a hacer(se) de comer, investigar sobre los aspectos sociales, culturales y de salud, y desde los alimentos tirar del hilo hasta la producción, que lo haga: por ejemplo, tengo ganas de montar un proyecto que llamaría “¿A qué sabe el pan?” donde no solo se podría aprender a hacer pan artesano gracias a gente como la pareja de Pablo Conesa Alternative Bakery sino que se podría tirar del hilo y llegar hasta el trigo y su producción y tratar de responder muchos porqués que se nos ocurrieran;
  • la gente que quiera aprender a hacer su propio relato de los hechos se sumerja en las artes; mi amigo Sergio lo mismo se uniría desde lo pictórico
  • la gente que quiera hablar y reflexionar con otros sobre su mundo se sienta cómoda: ¿por qué no montar charlas de filosofía y/o política?, ¿por qué no colaborar con Traficantes de Sueños y otras librerías de por aquí para ello?
  • y añado: ¿dar apoyo a gente que creara una (recién estrenada figura jurídica) cooperativa de impulso empresarial que tuviera algunos de (o todos) los fundamentos que los indianos llevan comentando acerca de la incubación de compañías comunitarias?

Finalmente, para presentar el paquete y darle sentido a todas las propuestas habría que volver al origen de mi necesidad por montar todo esto: que la gente recupere autonomía, responsabilidad y las interdependencias que correspondan.

Esto no ha hecho más que empezar pero si quisiera iniciarlo en octubre tengo que empezar a darle jarilla.

 

2 pensamientos en “Aproximación

  1. Cesar

    Hola Paco,
    Primero, ole tus santos cojones por dedicar tu tiempo, esfuerzo y valor a crear, facilitar y proponer ideas de las que puedan beneficiarse otros en tiempos tan difíciles. Ya, en este momento, es más de lo que hacemos el 99% de la población.

    Cuando leí tu post anterior me guardé mis insignificantes impresiones tras la lectura. Esta vez quiero ser un poco más respetuoso con nuestra amistad y compartirlas, aún siendo consciente de que son escasas, simples, posiblemente obvias, desinformadas y, lo peor, dudosamente constructivas desde el punto de vista de su utilidad para ti.

    Creo que aunque sé que se trata sólo de un planteamiento inicial, de base, quizás sea demasiado disperso. Si me permites la sugerencia, y si fuera mejor arrancar desde la concreción y el caso práctico con visos de viabilidad? Es decir, utilizar la idea que veas más instrumentable a corto plazo y utilizarla como ejemplo de todo lo demás que puede funcionar en el laboratorio. Método inductivo vs deductivo.

    Es tan fácil soltar consejos y decir ahí los tienes, ahí te quedas.. Es incluso cobarde, pero me parecía aún más cobarde pensarlos y no compartirlos.

    Ánimo pues con tus ideas, probadas capacidades y fundamentales enlaces con otras personas que puedan contribuir, y una vez se plantee una de ellas desde su plan de ejecución específico y financiable, otros empezarán a sumarse.

    Mientras tanto, quizás sólo puedas disfrutar del calor de los que te queremos en “vivir” contigo eso que llamas fantasía (ojo! Tantos y tantos proyectos de éxito empezaron por ahí!).

    Estaremos pendientes, ilusionados, ya tienes tu primer inversor. Un abrazo

    Responder
    1. Paco Autor

      ¡Bienvenido, César! ¡Qué alegría verte por esta casa! Te tengo muchísimo aprecio, respeto y tus reflexiones siempre me han parecido interesantes así que siéntete libre de expresarlas aquí cuantas veces quieras.
      Gracias por el consejo. Estoy de acuerdo contigo y de hecho estoy en esa fase: aterrizar esas ideas ambiciosas y soñadoras en el mundo real así que tengo que elegir lo más viable, lo más motivante, lo más rentable, lo más interesante para los demás…. todo al mismo tiempo.
      Tiempo…. volver a organizarme bien el tiempo para atender los charcos en que me meto :)
      Un abrazo

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>